PREMIO LLANES DE VIAJES 2015. BASES

Dolores Álvarez Campillo, alcaldesa de Llanes, Ramón Pernas, director de Ámbito Cultural, y Silvia Pérez Trejo, directora de Imagine Ediciones, convocan el X Premio Llanes de Viajes, que se regirá por las siguientes bases.

  1. Se premiará un libro de viajes por España que despliegue una mirada literaria, en el sentido más amplio de la palabra, a partir de un itinerario geográfico elegido.
  2. El libro, original e inédito, deberá tener una extensión mínima de 125 páginas Arial 12 espacio y medio.
  3. Los originales se enviarán antes del 1 de febrero de 2015 a través de estos dos métodos:
    • SIN PLICA · Por email a la dirección premiollanesdeviajes@gmail.com indicando nombre del autor y datos de localización.
    • CON PLICA · Enviando el texto por email a la dirección premiollanesdeviajes@gmail.com y la plica por correo postal a
      Imagine Ediciones, C/ Hermosilla 153, sótano C, 28001 Madrid.
  4. El fallo del jurado se hará público el 15 de marzo de 2015, y el libro editado se presentará en Llanes durante el mes de abril.
  5. El premio tiene una dotación de 30.000 euros, así como la edición y promoción del libro.
  6. El autor del libro ganador se compromete a promocionar el libro desde su publicación hasta después de la feria del Libro de Madrid.

Premiados

La caza de brujas en Europa: una brutal oleada de detenciones, torturas y asesinatos de miles de ciudadanos inocentes, que en un ochenta y cinco por ciento fueron mujeres.
Nuestro país no se vio libre de esta atrocidad, y Eugenia Rico ha querido recorrer los puntos de nuestra geografía que configurarían un recorrido simbólico o esencial de la brujería en España: Llanes, Zugarramurdi y Cádiz, donde fue ajusticiada la última bruja, el triángulo que comprendia El camino del Diablo.
En brillante y arriesgado contraste con el tema que explora, el relato fluye como la narración minimalista de un cuento para niños, con su bruja buena, su héroe redentor y sus oscuros malvados en permanente acecho del inocente. Incómodo y acaso doloroso en algunos fragmentos, pero también inmensamente tierno en la recreación de la infancia asturiana de la autora, que en las páginas acaban por parecernos la infancia añorada de cada uno de nosotros, El camino del Diablo es un libro de reflexión, de conocimiento y de temblor.
Tal vez la niñez y la búsqueda de la verdad son nuestros únicos escudos frente al mundo.

Eugenia Rico ha publicado las novelas Los amantes tristes (2000), La muerte blanca (Premio Azorín 2002), La edad secreta, El otoño alemán (Premio Ateneo de Sevilla 2006) y Aunque seamos malditas (2011), así como el ensayo En el país de las vacas sin ojos (Premio Espiritualidad 2005). 
Es autora del manual oficial del Instituto Cervantes Saber narrar. Su trabajo para luchar contra el sida en África ganó el Premio Unicef.
Sus artículos y ensayos han aparecido en La Revista de Occidente, El País, El Mundo, La Nouvelle Revue Française y Der Spiegel.

En el mundo del siglo XXI, construido sobre autopistas de cemento y autopistas de la información, cabe preguntarse si es posible esconderse en alguna parte, si es posible apartarse de la modernidad y del bullicio. ¿Existen pueblos a los que no llegue internet y en los que las noticias del mundo no aplasten la fantasía? ¿Existen aún aldeas en las que el ritmo de la vida siga siendo el de la lentitud? ¿Hay paisajes donde parezca todavía que el mundo está recién creado?
Todas esas preguntas son las que se hace Luisgé Martín al comienzo del viaje que relata Donde el silencio. Un viaje geográfico y espiritual a través de algunas zonas de España en las que aún quedan lugares inaccesibles y solitarios. Una galería de personajes que han tomado la decisión de vivir en los bordes de la vida moderna o completamente a espaldas de ella. Una búsqueda del silencio que es al mismo tiempo una búsqueda del sentido de la felicidad.
Con su virtuosismo literario habitual, destacado por el jurado del Premio Llanes, Luisgé Martín ha escrito un libro poderoso y sugerente que nos conduce a un paisaje que está dentro de cada uno de nosotros.

Luisgé Martín (Madrid, 1962) es licenciado en Filología Hispánica y MBA. Ha publicado los libros de relatos Los oscuros (1990) y El alma del erizo (2002); y las novelas La dulce ira (1995), La muerte de Tadzio (2000, galardonada con el Premio Ramón Gómez de la Serna), Los amores confiados (2005), Las manos cortadas (2009), La mujer de sombra (2012) y La misma ciudad (2013). Obtuvo el Premio Antonio Machado de relatos en el 2009 y el Premio Vargas Llosa en 2012. Es un viajero incansable y colabora habitualmente en el suplemento de El País El Viajero.

Barcos fantasmales, batallas imposibles de ganar que sin embargo fueron animosamente libradas, oscuros sonidos de eco negro, ventanas abiertas a los paisajes de sal, los dioses de la mitología y el Dios del Deseo fundiéndose para contar las huellas de Hércules por el sur de nuestra geografía o de toda geografía…
Huella jonda del héroe es un viaje físico, histórico y místico por el universo del flamenco, donde se cruzan viajeros de la fi cción y la leyenda como Hércules o el Diablo con viajeros de la vida real: Camarón de la Isla, el cantaor Rancapino, el pintor Ceesepe, el fotógrafo Alberto García-Alix o el propio narrador.
Montero Glez traza las fronteras y recorre los territorios de una suerte de mapa imaginario del alma del flamenco. Huella jonda del héroe visita Cádiz, La Línea, Chiclana o Sevilla, pero es ante todo una representación invisible, conceptual y mágica narrada con la poesía, la pasión y el humor que definen el estilo de su inimitable autor.

Montero Glez es licenciada en Historia del Arte, y autora de novelas, ensayos biografías, relatos, cuentos infantiles, guiones de cine y traducciones. Con su última novela, Contra el viento , obtuvo el premio Planeta 2010. Es preciso destacar la importancia que, por vínculos familiares, ha tenido en su formación la figura de Jovellanos, protagonista significativo de Las casas de los poetas muertos, y personaje asturiano del que este año se celebra el bicentenario.

Las casas de los poetas muertos. ¿Qué tienen en común Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Gaspar de Jovellanos, Rosalía de Castro, Emilia pardo Bazán, Federico García Lorca y Antonio Machado?
Aparte de su esencia de grandes literatos, poetas ilustres de nuestras letras, los espíritus de los siete perviven en las casas-museo que, dedicadas a cada uno de ellos, se reparten por la geografía de nuestro país.
Ángeles Caso ha trazado en Las casas de los poetas muertos ese rastro para componer un libro de viajes que resulta ser cuádruple: geográfico, histórico, poético y emocional; y cuyo conjunto teje una insólita historia abreviada de la literatura española, muchas veces trágica como el periplo vital de estos siete poetas que, aunque acabaron por partir “ligeros de equipaje”, permanecen para siempre en nuestra memoria.

Ángeles Caso nació en Gijón en 1959. Es licenciada en Historia, en la especialidad de Historia del Arte. Ha trabajado en diversas instituciones y medios de comunicación, incluyendo televisión, radio y prensa escrita. Es autora de novelas, relatos, biografías, ensayos históricos, guiones de cine, libros infantiles y traducciones. Su novela Contra el viento obtuvo en 2009 el Premio Planeta.

Asturias para Vera. Estos viajes por Asturias no sólo atienden a los espacios físicos, sino también a los simbólicos, resumidos en la figura de un observador que es a la vez padre y escritor. De ese modo, en el continente de este libro conviven determinados aspectos del territorio (la costa asturiana, uno de los itinerarios más conspicuos del salmón, las huellas de los artes prerrománico y románico o el universo del pan en un concejo del occidente interior) con distintos motivos, recogidos bajo el rótulo digresiones, que operan como una suerte de cajón de sastre para la reflexión y el debate (el Carnaval, los paraísos de la infancia, la evidencia de la inmigración y una mirada tangencial a dos de los elementos centrales de la constelación minera: la vivienda y la conciencia política).
De la simbiosis entre ambos espectros (lo físico y lo mental, el territorio y el cronomapa) surgen, por decantación, unos restos del viaje que son los que se intentan someter al escrutinio de otros observadores, otros padres, otros lectores. Ello, por descontado, no agota el significado que Asturias posee, sino que muestra un país posible, esqueleto, corazón y entrañas de una tierra a la que el autor ama y siente como propia, cuyo pasado lo ha formado, con cuyo presente se encuentra comprometido y cuyo futuro contempla con esa mezcla de escepticismo y asombro que son herramientas indispensables de todo viajero.

Ricardo Menéndez Salmón nació en Gijón en 1971. Es licenciado en Filosofía por la Universidad de Oviedo. Ha ejercido la crítica cultural en los diarios ABC, El Comercio y La Nueva España, y en las revistas El Mercurio, Quimera y Tiempo.
Autor de los libros de relatos Los caballos azules (Trea, 2005) y Gritar (Lengua de Trapo, 2007), ha publicado las novelas La filosofía en invierno (KRK, 1999 y 2007), Panóptico (KRK, 2001), Los arrebatados (Trea, 2003) y La noche feroz (KRK, 2006). Pero han sido sus tres últimas novelas, La ofensa (Seix Barral, 2007), Derrumbe (Seix Barral, 2008) y El corrector (Seix Barral, 2009), que conforman lo que se ha dado en denominar Trilogía del mal, las que lo han convertido en uno de los escritores más prestigiosos en el panorama de la narrativa contemporánea española. Su obra ha sido traducida al alemán, catalán, francés, italiano y portugués.

Hijos del fin del mundo es un libro de infancia, y un libro de viajes, y un libro de historias recuperadas. Un libro para quienes se han asomado al fin del mundo y han regresado para contarlo, para quienes reconocen en su carne la misma materia que las estrellas y se saben de la misma constitución que los montes, los ríos, los animales y las plantas. Para quienes, como los antiguos habitantes de los bosques, de buena gana pedirían perdón al árbol que cortan, a los sentimientos que hieren, al tiempo que pasa y nos transforma en otra cosa.
Este es un libro que nace de un recuerdo, y de la imposibilidad de poseer una flor que, para colmo, nos mostraban ante los ojos constantemente, de la reconstrucción de un camino personal y un viaje que han seguido millones de personas, bajo la guía de las estrellas, sobre piedras milenarias y huesos blanqueados.
Finisterre se adentra con su lengua de roca en el mar. Allí, como si fuera un gran espectáculo, algunos viajeros se reúnen para ver la puesta de sol. La bola roja se hunde en el agua, como si allí, realmente, terminara todo lo seguro, todo lo conocido.

Espido Freire nació en Bilbao. Se licenció en Filología Inglesa por la Universidad de Deusto. Debutó como novelista con Irlanda en 1998, que obtuvo el Premio Millepage y un año después publicó Donde siempre es octubre.
En 1999 consiguió el Premio Planeta por su obra Melocotones helados. Entre sus numerosas obras, destacan Primer amor, Diabulus in musica, Cuando comer es un infierno, Querida Jane, querida Charlotte, Nos espera la noche y La diosa del pubis azul. Sus últimos ensayos, Mileuristas, la generación de los mil euros I y II, fueron acogidos con gran éxito. Con su novela Soria Moria ha obtenido el premio Ateneo de Sevilla 2007. Su último libro publicado es Cartas de amor y desamor (2009).

Los viajes de la cigüeña. La memoria infantil de cada uno de nosotros podría muy bien imaginarse como un territorio físico, una geografía ficticia atravesada por ríos de percepciones y vivencias y surcada por senderos de tierra en cuyas orillas crecieran árboles cargados de recuerdos. El viaje en bicicleta del autor por los lugares castellanos de su infancia se convierte en una mirada reposada, lúcida y melancólica hacia el corazón del niño que fuimos y acaso seguimos siendo todos nosotros. Un camino construido con palabras y añoranzas, con literatura hermosa, que habla de la comarca en que nació y vivió, Tierra de Campos, y de los pueblos, Villabrágima, Medina de Rioseco, Tordehumos, Villagarcía de Campos, Urueña, que ama y sigue visitando. Tras cada recodo aguarda un cuento, una poesía o una reflexión, y sólo la voz de Gustavo Martín Garzo podía darles fluidez y vida en un libro vibrante de serenidad interior.

Gustavo Martín Garzo nació en Valladolid. Su labor como novelista y ensayista le ha convertido en una de las voces más prestigiosas de la literatura española de los últimos años.
De la extensa lista de títulos publicados cabe destacar El lenguaje de las fuentes, que obtuvo el Premio Nacional de Narrativa en 1994, Marea oculta, Premio Miguel Delibes en 1995, La princesa manca, La vida nueva, El pequeño heredero, Las historias de Marta y Fernando, Premio Nadal 1990, La soñadora (2002) y Los amores imprudentes que se publicó en 2004. Ese mismo año fue galardonado con el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por Tres cuentos de hadas. En 2006 publicó su novela Mi querida Eva, y un año después El cuarto de al lado, un cuaderno de notas sobre vida y literatura. El jardín dorado, publicada este mismo año, es su novela más reciente. Acaba de recibir, por el conjunto de su obra, el Premio de las Letras de Castilla y León.

El viaje de una hoja de lechuga es un libro pleno de humor, erudición y frescura, que da cuenta de un viaje poético por el Valle de Alcudia —enclave de Sierra Morena—, y algunos pueblos y ciudades de La Mancha, incluyendo Madrid como destino final. Relata una de las innumerables rutas posibles que existen para el viajero en tierras manchegas, quizás alguna de aquellas por las que se extravió Don Quijote a causa de las nieblas de su entendimiento.
Un relato de viajes que se lee como una novela, con la sonrisa en los labios.
La protagonista del periplo es una mujer que viaja acompañada de su madre y su hija adolescente (un viaje de tal catadura sólo puede ser un acto de fe, más que de locomoción, asegura la autora). Las tres transitan por carreteras secundarias, en una suerte de «road-movie cervantino», esto es: sin darle mucha importancia ni a la geografía ni al tiempo, brincando de un lugar a otro sin más orden y concierto que sus apetencias y los envites de su humor. En un coche de alquiler siguen las huellas del arte, la literatura, la historia y las leyendas de la que fuera Castilla La Nueva, movidas por el afán de emulación literaria de la narradora y su pasión por los poetas soldados, las viejas iglesias y la naturaleza grandiosa del entorno, siempre bajo el aliento de los destornillados desmanes de Don Quijote, y bajo los cielos velazqueños, de una belleza deslumbrante, que cubren la región.

Ángela Vallvey nació en San Lorenzo de Calatrava, en el Valle de Alcudia, que pertenece a la provincia de Ciudad Real. Licenciada en Historia y Antropología, es periodista y escritora. Ha publicado las novelas A la caza del último hombre salvaje (Salamandra, 1999), Vías de extinción (Salamandra, 2000), Los estados carenciales (Destino, 2002, Premio Nadal), No lo llames amor (Destino, 2003), La ciudad del diablo (Destino, 2005, Premio Ciudad de Cartagena de Novela Histórica) y Todas las muñecas son carnívoras (Destino, 2006). También ha escrito los libros de poesía El tamaño del universo (Hiperión, 1998), Capitanes de tiniebla (Episteme, 1997) y Nacida en cautividad (Algaida, 2006, Premio Ateneo de Sevilla de Poesía); y las novelas juveniles Kippel y la mirada electrónica (Ediciones SM, 1995), Donde todos somos John Wayne (Acento Editorial, 1997) y Vida sentimental de Bugs Bunny (Editorial SM, 1997).  Con El viaje de una hoja de lechuga (Imagine Ediciones, 2007) ha recibido el Premio Literario Llanes de Viajes.
Es colaboradora habitual de prensa, radio y televisión. Sus novelas han sido traducidas a diecisiete idiomas.

Viaje a la costa de las ballenas es un libro de viajes un tanto insólito porque participa de la novela y del reportaje, sin renunciar al carácter reflexivo y descriptivo del libro de viajes clásico, el que inauguraron los grandes viajeros románticos del siglo XVIII. Dos amigos jubilados, un profesor de universidad español y un coronel del ejército británico, que se conocieron en México y allá se enamoraron de la misma mujer, acuerdan viajar por el norte de España en El Transcantábrico.
El recorrido conduce al lector de León a Santiago de Compostela, término del viaje, pasando antes por la Tierra de Campos y por toda la cornisa cantábrica, donde podrá examinar, desde la mirada de los personajes, cuya cultura y curiosidad corren parejas, los grandes hitos arqueológicos, artísticos, históricos y gastronómicos que el recorrido por la cornisa cantábrica depara. Los encuentros con personas anónimas y sus opiniones, no siempre políticamente correctas, salpimentan la narración y le prestan un tono humorístico a veces, reflexivo otras, que acompaña al lector y le hace sentir la presencia viva de las gentes en las comarcas que la guía recorre.

Juan Eslava Galán nació en Arjona, Jaén, el 7 de marzo de 1948. Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Granada y amplió estudios en el Reino Unido, doctorándose posteriormente en la Universidad de Granada.
En 1987 ganó el Premio Planeta con su novela En busca del Unicornio. Obtuvo, además, el Premio Selezione Chianti Rufino; finalista del Premio Espejo de España en 1993, Premio Ateneo de Sevilla en 1994 por El Comedido Hidalgo; Premio de Novela Fernando Lara en 1998 por Señorita y Premio Andalucía de la Crítica en 1999 por la misma obra. Es autor del ensayo La historia de España contada para escépticos.
En total, su bibliografía abarca más de cincuenta libros. También es autor de varias novelas tipo bestseller internacional bajo el pseudónimo Nicholas Wilcox.

patrocinado por